Estas palabras de un niño de 14 años me llamaron la atención

Quiero compartir con ustedes su comentario:

EL SER HUMANO COMO
ESPECIE DOMINANTE. ¿EL PRIMER ERROR DE LA NATURALEZA? 
 
Tengo tan sólo 14 años y siempre me han encantado los animales desde muy tierna
edad. Ahora no he perdido mi interés por ellos y no espero perderlo jamás.
Claro que, a medida que uno va creciendo, también cambia su perspectiva de ver
las cosas. De pequeño, no sabría explicar exactamente por qué me gustaban
tanto, quizás por la costumbre de verlos día a día en libros ahora algo viejos.
Ahora los veo como criaturas con los que compartimos el planeta, que tienen los
mismos derechos que nosotros a habitarlo y aprovechar sus recursos para
sobrevivir. Y hablando de esto, hay que referirse a todos los seres vivos,
desde el microbio más diminuto hasta el árbol más alto. Todas estas criaturas,
ninguna peor ni mejor que la otra, ayudan en cierto modo a sustentar el lugar
donde viven, y al mismo tiempo a ellos mismos, tal y como dice el milenario
ciclo de la vida, que tanto admiramos los aficionados a la ecología. Es
desgraciadamente irónico que el ser humano, considerado la especie suprema, la
mejor creación de la madre Naturaleza, sea incapaz de comprender este ciclo de
armonía y beneficio mutuo; o mejor dicho, que no quiera comprenderlo, lo cual
es una lástima, sobre todo porque lo que le hace tan sabia a la Naturaleza es
que le da a cada ser vivo una serie de habilidades para sobrevivir. A nosotros
nos ha dado un cerebro increíblemente complejo que nos ha permitido ver más
allá  de lo primordial para la supervivencia. Y una de las milagrosas
facultades de este cerebro es la de poder apreciar y comprender lo que nos
rodea. ¿No está la especie más inteligente del planeta desaprovechando la
habilidad como no lo hace ninguna criatura “inferior”?  Por desgracia, sí,
y la razón la describe una sola palabra: dinero. El dinero es importante,
porque es una de las razones por las que se nos considera inteligentes, pero no
podemos permitir que se invierta el proceso, que estamos para el dinero cuando
ha sido inventado para nosotros!
No debemos dejar que nos ciegue, pues tras él hay vida, hay un mundo en el que
ha habido vida, con él y sin él, un planeta que sepamos es el único en el que
puede haber existencia. Le debemos más a la Naturaleza que al dinero. ¿Estoy
diciendo que abandonemos las ciudades y vivamos como los cavernícolas?
Interprétenlo como quieran. Si quieren razonar, sabrán que los verdaderos
ecologistas no están en contra de las ciudades y del desarrollo. Pero quizás
haya personas a las que su habilidad para poder cambiar el mundo, como consecuencia
de su inteligencia, se le ha ido de las manos. Muchas veces me he preguntado si
la Naturaleza no se ha traicionado a sí misma. En realidad, creo que era
difícil contar con que la aparentemente mejor creación se hubiera convertido en
la única criatura cruel y despiadada. Comprensión y sensibilidad, transformada
en ambición por el poder. Esto les impide ver el frágil equilibrio de nuestro
mundo, nuestra única casa en todo el Universo. Un equilibrio cuyo final sería
el nuestro. Como todas las criaturas, por muy diferentes y “mejores” que
seamos, compartimos el destino del planeta. ¿Un destino fatal? Quizás. Pero
estos no son momentos de temer por el futuro, sino de actuar para que al final
estos temores sean en vano. Somos la especie más inteligente del planeta, y si
somos capaces de cambiar el mundo para beneficio nuestro, también lo somos para
actuar con respeto hacia la Naturaleza, sin tener por qué volver atrás en el
tiempo y vivir de forma primitiva. Somos capaces de ello. En realidad, si en
algo hemos de fijarnos sobre nuestro pasado al actuar para un desarrollo
sostenible y un buen futuro para el planeta y todos sus habitantes, nosotros
incluidos, es en el respeto hacia nuestro mundo, estando en deuda con la
maravillosa Naturaleza, compartiendo el hogar ancestral de la vida. En ese
aspecto, así debe actuar una especie dominante, inteligente y capaz de
comprender y cambiar. En un futuro, espero poder luchar por un acuerdo común
entre el desarrollo o y el respeto por la Naturaleza. Mientras tanto, espero
que se pueda confiar en el ser humano.

             
                     
               
ALEJANDRO MARQUÉS VÁZQUEZ

http://www.ecologismo.com/2009/02/23/que-es-el-calentamiento-global/

Acerca de projectlightsout

I´m founder and chairman of Project Lights Out.
Esta entrada fue publicada en Organizaciones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s